Home / Opinión / Ecos y Huecos mexiquenses. 2016 un año más a merced de la delincuencia

Ecos y Huecos mexiquenses. 2016 un año más a merced de la delincuencia

En noviembre de 2015 las autoridades de los tres niveles de gobierno aseguraban que la incidencia delictiva en el Valle de Toluca y en general en toda la entidad había reducido un 17 por ciento, situación que contrasta mucho con las cifras de organizaciones no gubernamentales que señalan que la delincuencia se disparó el año pasado en más de un 20 por ciento con respecto a lo que se registraron en 2014.

Y las Ongs, no lo hacen por llevar la contra a las cifras oficiales, sino con datos duros de eventos que se han registrado y que han puesto en evidencia no sólo la ineficacia de las políticas encaminadas a mejorar la seguridad pública sino también la falta de autocrítica de reconocer que no hay una mejora.

En las casas, en los autobuses, a los automovilistas en los semáforos y en los congestionamientos viales, en las plazas públicas, en las avenidas principales, en los puentes peatonales, en los accesos a las escuelas, en los comercios, bancos y todo espacio que se preste son zonas de operación de los delincuentes que cínicamente retan la policía y se burlan de la autoridad al echar con sus acciones violentas abajo cualquier cifra que asegure que la incidencia delictiva ha disminuido.

Ya no hay focos rojos, como antes ubicaban las zonas más peligrosas de cierta demarcación hoy por hoy todo espacio público es blanco de la delincuencia que opera en muchos casos con la complacencia de las corporaciones policíacas.

Asaltos, ejecuciones, secuestros, extorsiones, venta ilegal de estupefacientes y cada vez más y más nuevos delitos que aparecen al quedar muchos impunes.

Por eso es que surge la pegunta si 2016 seguirá siendo dominado por la delincuencia o en verdad habrá una reducción en los niveles delictivos.

Hasta el momento no ha habido pro parte de la autoridad en ninguno de los tres niveles de gobierno un pronunciamiento que comprometa en que porcentaje se reducirá la incidencia delictiva.

Y es que en lo que va del año en el valle de Toluca en diferentes lugares automovilistas fueron despojados violentamente de sus carros por sujetos que con pistola en mano los bajaron además de golpearlos y quitarles su dinero. La policía brilló por su ausencia.

A lo anterior se suma los cuatro feminicidios que se han registrado y las ejecuciones que llevan el signo de las bandas delictivas.

Además autobuses del transporte público entre ellos uno del Mexibus, fueron atracados pasajeros y operadores y todavía a un usuario lo golpearon en la cabeza por gusto pues no opuso resistencia.

A las afueras de un centro comercial en el centro de la capital mexiquense en la Avenida Juárez entre las calles de Hidalgo y Morelos, cinco estudiantes fueron despojados de sus celulares y el poco dinero que traían, así como de una tableta electrónica. En la zona de la terminal en la colonia Valle Verde, asaltaron dos casas y un comercio.

Lo anterior son sólo algunos de los tantos casos delictivos registrados que prueban que la situación no está controlada y que hoy cualquier lugar es idóneo para la delincuencia en todas sus categorías para operar y evidenciar las ineficiencias de las actuaciones policíacas.

Ojalá se dejen de dar cifras y se concreten acciones que la sociedad palpe y sobre todo que devuelvan la tranquilidad.

About reportero

Check Also

Ma Teresa Montano opina

 “No suspendan las multas, corran a los policías corruptos”, yo opino que una de los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *